DEDALES

GORROS DE DUENDE, DEL TAMAÑO DE UN DEDAL.
PEQUEÑOS TROZOS DE CUERO CONVERTIDOS EN SIMPÁTICOS DEDALES. PARA LOS DUENDES MÁS MOLONES